• Runner Factory

10 malos hábitos que tienen los corredores… Y cómo solucionarlos

Son más comunes de lo que parecen. Podrían resultar contagiosos de corredor a corredor, pero también tienen solución, solo es cuestión de querer erradicarlo.



  1. Correr demasiado, muy pronto. O conocido entre los amigos como "el atasque". ¿Estás regresando de una lesión? ¿Apenas vas empezando? Entonces es momento de que sigas la regla de oro de los corredores, empezar a ritmo suave e incrementar el kilometraje cada semana un 10 por ciento.

  2. Rehidratarse mal. Es muy común que después de una carrera intensa no te rehidrates como debes, ¡la chelita es válida! pero antes piensa en algo alto en carbohidratos y un par de horas después, ahora sí, ¡éntraaaale a la proteína y carbohidratos: hola hamburguesa y cervecita!

  3. Olvidar el protector solar. Cuidar tu piel es muy importante para prevenir enfermedades, así que recuerda que si vas a correr por más de 20 minutos bajo el sol, debes ponerte protector solar sí o sí. ¡IMPORTANTE! También aplica si está nublado.

  4. Olvidarte de tu core. Una de las zonas que más olvidamos cuando corremos. De acuerdo a una investigación del Journal of Strength and Conditioning Research, aquellos que hicieron ejercicios de core 4 veces a la semana por 6 semanas, corrieron 30 segundos más rápido que quienes no, en una prueba de 5K. (Checa rutinas aquí para fortalecer el abdomen).

  5. Comenzar demasiado rápido. ¡Sí, soy culpable! De esos que salen como “cabra loca” y le faltan 20K por recorrer. Lo ideal es ir de menos a más para llegar con más fuerza a la parte clave de la carrera. Considera usar un Pulsómetro para saber y controlar tu paso.

  6. Ser tu propio doctor. ¡Uy, amiguitos! Aquí sí, deberían compartir este artículo con sus papás, pero sobre todo mamás y abuelitas que se creen doctoras. No toda la solución está con el hielo e ibuprofeno, hay lesiones menores que si no son bien tratadas, pueden convertirse en algo serio, así que… ¡Visita a un médico antes de preguntarle a tu mamá el remedio de la abuelita!

  7. Evitar lo estiramientos. Lean con atención: está bien evitar lo estiramientos ANTES de correr. De hecho es una mala opción estirar si los músculos están fríos. Algo que debería ser obligación, es estirar después de correr: te ayuda a liberar de tensión los músculos y a prevenir lesiones. ¡Punto para los estiramientos!

  8. No dormir lo suficiente. ¡Bingo! Estudios muestran que si duermes poco (menos de 6 horas) tu rendimiento al correr va a bajar considerablemente. Esto puede generar que tu recuperación, inmunidad y salud mental se vean dañadas. Todos tenemos diferentes patrones de sueño, así que lleva un registro para saber cómo te recuperas mejor.

BONUS: ¡Las siestas de media tarde (sólo 20 minutos) están permitidas!



9. Nunca descansas. ¡Intensos ALERT! Sí eres de los que corren, van al gym, hacen Siclo, corre y sigue corriendo, ¡felicidades! Estás en camino a una lesión por sobrecarga de trabajo. Siempre debes considerar días relajados y un día por lo menos de descanso total. Los días suaves puedes optar solo por tu clase en StudioVelocity, nadar o hacer yoga, relájate muchísimo. No hay necesidad de llegar a esos extremos para mejorar.


10. Querer arreglar todo. Hay muchas recomendaciones de cómo ser mejor corredor, pero enfócate en lo que puedes controlar. Recuerda que la razón más importante por la que empezaste a correr es por sentirte mejor, no para ganar estrés innecesario.

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
  • Twitter Icono blanco

- Site creado por Diana Delgado -