• Runner Factory

¿Por qué deberías incluir más frutas y verduras en tu dieta?

Los beneficios te sorprenderán, pero si quieres una pista, ayudan a prevenir diferentes tipos de cáncer.

Por Karen Martínez (@Kareenmr)

No es ningún secreto que mientras más alimentos frescos y orgánicos consumas, mejor será tu salud y tu calidad de vida. Comer más “verde”, ayuda a tu cuerpo a prevenir enfermedades como el cáncer, la diabetes, la obesidad, enfermedades cardiacas, gastritis y muchas más, solo es cuestión de hacer pequeños cambios en tu dieta diaria para mejorar tu salud en formas que no imaginabas.


Las frutas, verduras, semillas, nueces y las leguminosas, tienen todas las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita, y si te estas preguntando por las proteínas, aunque no lo creas, los alimentos naturales son tan poderosos que pueden brindarte la misma cantidad de proteína que un bistec de res, solo es cuestión de porciones y combinaciones entre alimentos.


¡Ojo!, no estamos diciendo que tienes que olvidarte de los productos de origen animal, simplemente debes de aumentar tu consumo de frutas y verduras. Aquí te explico un poco más de este proceso.

Gracias a Adidas, platicamos con el Dr. Mauricio González-Arias, quien es médico internista en el Hospital Metropolitano de Nueva York y fundador del primer programa de inmersión médica basada en plantas. Él nos cuenta que gran parte de que las personas en general coman pocos vegetales y muchos productos de origen animal, es gracias a la falta de información sobre lo nutrimental y benéficas que son las plantas.


Está forma de alimentación puede ayudarte a prevenir enfermedades como lo habíamos mencionado anteriormente, pero está comprobado que si ya padeces alguna enfermedad como diabetes o alta presión, puedes revertir casi en su totalidad los malestares y disfrutar de una calidad de vida mucho mayor.

De acuerdo a su programa, un plato balanceado debe de estar de la siguiente manera:

50% vegetales o frutas

25% cereales (carbohidratos)

25% proteína (animal o vegetal).

Otro beneficio de incluir más ingredientes “verdes”, es la perdida de peso. Mauricio nos platicó que es mucho más fácil deshacerte de esos incomodos kilos extras cuando comes de esta forma, ya que tu sistema digestivo trabaja con más eficiencia porque tu flora intestinal está mejor alimentada y puede procesar con mayor eficacia los nutrientes que recibe gracias a las plantas. Como consecuencia a esto, tu metabolismo empieza a acelerarse y la perdida de peso es casi segura, además de que los vegetales y las frutas te dan sensación de saciedad por mayor tiempo y así comerás menos antojitos.

¿Pero que hay de quienes corremos?


En casi todas las dietas enfocadas a los corredores, siempre veras que la proteína y los carbohidratos son los que mandan, pero gracias a esta platica que tuvimos con el Dr. González-Arias, entendimos un poco más de la nutrición de un corredor, ya que él también comparte esta pasión.

Él nos explicó que el hecho de comer más plantas no significa que dejarás la proteína o los carbohidratos, simplemente tienes que comer de forma más inteligente. Es importantísimo que tu plato tenga el 50% de vegetales, estos pueden estar asados, en ensalada o como los prefieras, tienes una infinidad de opciones para disfrutar de las frutas y verduras. El otro 50% se divide en dos: 25% carbohidratos o cereales; estos pueden ser: pan, quinoa, arroz, tortilla, pasta o lo que tu elijas y el otro 25% debe de ser de proteína y es aquí donde se pone más divertido.


Las leguminosas como los frijoles, las lentejas o el garbanzo, son alimentos altísimos en proteína y esta si sustituye a la proteína animal (aunque no lo creas), solo es cuestión de porciones. Probablemente tendrás que comer más leguminosas para alcanzar el porcentaje de un pedazo de pollo o carne.

Mauricio recomienda que este último porcentaje lo dividas si es que no quieres despedirte de los productos de origen animal. Si tienes que comer 90gr de proteína, puedes comer 45 gramos de alguna carne y 45 gramos de frijoles (por poner algún ejemplo), el resultado será el mismo, solo que le estarás aportando muchos más nutrientes al cuerpo con los frijoles, que si solo comieras la carne.


Atrévete a probar una dieta alta en frutas y verduras, asesórate con tu nutrióloga para que hagas los ajustes de acuerdo a tus actividades diarias. Pero te aseguro que una vez que empieces a notar los beneficios de comer más “verde”, orgánico y fresco, no querrás dejar esta dieta.

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
  • Twitter Icono blanco

- Site creado por Diana Delgado -