• Runner Factory

Correr no es sólo correr

¿Qué es lo primero que viene a nuestras mentes cuando vemos a grandes maratonistas cruzar la línea de meta? Miles de kilómetros, un sin fin de repeticiones en ruta y pista, correr, correr, correr, sumar kilómetros…


Por Coach Paola Fuentes

Pero te has preguntado ¿Qué hay detrás de todo eso? No es correr por correr, no es sólo un día despertar con ganas, ponerse los tenis y salir a correr hasta que las piernas no dan más, detrás de cada deportista, detrás de cada maratonista hay un sin fin de elementos que influyeron y sumaron para que estén ahí. Existen metas claras, hay objetivos por alcanzar, horas de entrenamiento físico y psicológico, planificación del entrenamiento deportivo; estrategias, horas de descanso, una correcta alimentación supervisada por una nutrióloga del deporte, un buen fisiatra y sin duda hay un compromiso y pasión que los mueve día a día por acercarse a su meta.


Mi intención en Runner Factory es poder ampliar un poco más la visión y el conocimiento de lo que implica ser buen corredor, somos seres integrales, debemos buscar siempre un equilibrio tanto en lo emocional como en lo espiritual y físico.


¿Qué debemos considerar si queremos ser unos corredores longevos?

  1. Revisar cómo está nuestro estado de salud, un examen morfofuncional nos mostrará no sólo nuestro estado físico sino también nuestras cualidades y capacidades físicas y el grado de adaptación deportiva que tengamos.

  2. Acudir a un nutriólogo del deporte, y desde luego no se trata de bajar de peso o simplemente tener el peso ideal por tenerlo, aunque es válido dependiendo de los objetivos que tengas al realizar actividad física; hablo de llevar un régimen alimenticio correcto que supla los requerimientos energéticos que tu cuerpo necesitará para un óptimo rendimiento durante la actividad física que decidas desempeñar.

  3. Contar con un médico del deporte, o un fisiatra de confianza con el que puedas acudir regularmente no solo cuando hay lesión sino para prevenir las lesiones, rehabilitar en caso de haber sufrido algún traumatismo y fortalecer adecuadamente de manera aislada todos los músculos, tendones y ligamentos implicados.

Es importante saber en dónde estamos parados y hacia dónde vamos para que con base en eso, podamos planificar no sólo nuestras horas de entrenamiento sino el contenido de éste. Por ejemplo, las capacidades físicas ya sean condicionales o coordinativas a las que deberemos prestar mayor atención para buscar un equilibrio y tener un rendimiento deportivo adecuado, evitando así lesiones.


Te puede interesar: Razones por las que necesitas el nuevo Ultraboost y Ultraboost X


Pero vayamos por partes, ¿Cuáles son las Capacidades físicas condicionales?

Este concepto está vinculado al rendimiento físico, son cualidades funcionales y energéticas desarrolladas como consecuencia de una acción motriz que se realiza de manera constante, dichas capacidades a su vez, condicionan el desarrollo de las acciones; de acuerdo a Grosser en su libro “Alto Rendimiento deportivo [Planificación y desarrollo]” existen 4, ¡pon atención!

  1. Fuerza motriz o muscular: Capacidad de activar la musculatura esquelética, la cual es necesaria para todo movimiento humano y por ello para la realización de toda técnica deportiva. En pocas palabras la planificación de fuerza y técnica no se deben estudiar por separado.

¿Qué es la fuerza motriz y que tipos de fuerza existen?

Podríamos definirla desde un punto de vista físico o fisiológico. Desde el punto de vista físico, sería el producto entre la masa y la aceleración, es decir la velocidad de una contracción muscular, mientras que desde el punto de vista fisiológico, podríamos definirla como la capacidad del sistema neuromuscular de superar resistencias.

Los tipos de fuerza que existen son:

  1. Fuerza máxima.

  2. Fuerza explosiva

  3. Fuerza de resistencia

Las cuales dependerá de la etapa en la que nos encontremos (etapa general, etapa precompetitiva, competitiva, de recuperación, etc.) para que las usemos más mientras corremos.


Pero ¿Por qué es importante trabajar y desarrollar la fuerza muscular? De entrada porque de esa manera evitaremos lesiones, un músculo sano es un músculo fuerte y flexible, capaz de resistir a la fatiga y capaz de mantener una contracción muscular constante y eficiente para la correcta ejecución de una técnica deportiva, lo que nos lleva al motivo número dos, en éste caso, una técnica de carrera, la cual a su vez te permitirá ser más eficiente y eficaz en cada zancada, lo que significa un menor número de pasos, una mayor amplitud de éstos, mayor distancia alcanzada con menor esfuerzo, todo esta explicación necesaria se resume a una cosa: ahorro de gasto energético.


2. Flexoelasticidad: Es un palabra compuesta por flexibilidad (se refiere a la amplitud del rango de movimiento de nuestras articulaciones) y a la elasticidad (capacidad de elongarse o acortarse los músculos, tendones y ligamentos). Por lo tanto la flexoelasticidad es un requisito elemental para la ejecución correcta del movimiento en cuanto a la técnica de carrera y a la condición física.

Tener un músculo elástico nos ayudará a evitar lesiones, muchas veces pensamos que si no somos flexibles o elásticos en primera no pasa nada, y en segunda jamás lo seremos y es un gran error, todas las capacidades físicas (condicionales y coordinativas) se pueden mejor y me atrevería a decir deben desarrollarse.


Por eso es tan importante que en una sesión de entrenamiento incluyamos estiramientos (ejercicios que me ayuden a estimular el músculo); flexibilidad dinámica (se buscará activar las motoneuronas y así iniciar una contracción muscular refleja), entre series, (que me servirá de igual manera para una regeneración rápida y para eliminar los llamados residuos de las contracciones) y la parte de cool down (al término de éste, para acelerar la catabolización de las sustancias gastadas, es decir para iniciar verdaderamente la regeneración) así como sesiones un poco más largas con ejercicios específicos donde busquemos desarrollar, no solamente estimular la flexoelasticidad, éste requiere concentración y se trabajan sólo músculos o grupos musculares muy concretos.


c) Velocidad Motriz/Rapidez: La teoría del entrenamiento considera a la rapidez como una capacidad compleja (no elemental) de la condición física, se define como la capacidad de reaccionar con máxima rapidez frente a una señal o estímulo. Desde un punto de vista biológico, la rapidez depende de rendimientos en cuanto a la fuerza y a la coordinación (capacidades físicas coordinativas), es decir la rapidez requiere la base biológica de la fuerza motriz y por otra parte la coordinación.


¿Que determina nuestra rapidez?

De ahí pudiera surgir una pregunta muy común, ¿un velocista nace o se hace? Me atrevería a decir que ambas, si bien la velocidad de los estímulos en el sistema nervioso está fijada genéticamente (mayor % de fibras de contracción rápida) también se puede desarrollar a través de un entrenamiento específico.


¿Que más influye en nuestra rapidez?

  • La coordinación intramuscular es decir, el número de fibras musculares estimuladas, y frecuencia de los estímulos del sistema neuromuscular.

  • La coordinación intermuscular, es decir, la coordinación de los músculos de acción sinérgica y antagonista combinando diferentes modelos de estímulos.

  • La relación entre las fibras musculares rápidas y lentas.

  • La viscosidad del músculo, la cual influye en la velocidad de contracción.

  • Las características antropométricas (longitud de las piernas, brazos, peso corporal, etc.)

d) Resistencia motriz: La cual se entiende como la capacidad física y psíquica de soportar el cansancio (fatiga) frente a esfuerzos relativamente largos, y/o la capacidad de recuperarse rápidamente después de los esfuerzos.

De acuerdo a Hollmann/Hettinger existen tres estructuras de la capacidad de la resistencia:

  1. Según el volumen de la musculatura implicada (local o general).

  2. Según el sistema energético mayormente requerido (resistencia aeróbica, anaeróbica).

  3. Según la forma como trabaja la musculatura esquelética (dinámica o estática).

Una vez identificadas y entendidas estas características físicas condicionales podremos asegurarnos de llevar un plan de entrenamiento completo, y así lograr una mejora en nuestro rendimiento deportivo, evitando lesiones y mejorando nuestras marcas de manera progresiva y sustancial.


Mi recomendación como coach sería buscar un entrenador (Puedes contactarme aquí) que pueda guiarte y ayudarte a alcanzar tus metas y objetivos, un entrenador o un equipo en el que puedas sentirte identificado y te ayuden a mantenerte motivado, recuerda que la perseverancia y la constancia son la clave para alcanzar los sueños.


  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
  • Twitter Icono blanco

- Site creado por Diana Delgado -